¿Conocéis la historia de Barack Obama o de Mark Zuckerberg con la ropa? Estas dos personas, a diario, llevan siempre la misma ropa. Traje oscuro en el caso de Obama y camiseta gris con pantalón oscuro en el del creador de Facebook. ¿La razón por la que lo hacen? saben que con esas prendas se ven favorecidos, y vistiendo siempre igual no pierden tiempo en pensar qué ponerse cada día.

Un ejemplo práctico de cómo ahorrar tiempo que sin duda, no está hecho para mí. ¡Con lo que disfruto yo vistiéndome!

Sin embargo, hay algo que me facilita las cosas a la hora de vestirme para ir a trabajar, y es que habitualmente me visto con básicos y colores neutros.

Quizá haya una idea errónea sobre la palabra «BÁSICO» ya que podríamos pensar que son prendas sin gracia o que por sí solas no dicen mucho (si este nombre nos lleva a confusión,  siempre lo podemos cambiar por el inglés «MUST HAVE» que es mucho más claro!). Estas prendas son nuestros mayores tesoros en el armario. Sobre los que hay que construir. No tienen por qué ser simples ni baratos, son simplemente nuestros imprescindibles en el armario.

Puedes encontrar listas de básicos en libros de asesoría de imagen, en blogs y en canales de youtube, de hecho el próximo día yo os daré los míos, sin embargo, el trabajo de definir tus básicos es sólo tuyo. No todas tenemos las mismas necesidades ni los mismos gustos, puedes construir tu lista inspirándote en los de otras personas, pero trabajando siempre sobre lo que tú quieres y necesitas.

Las claves para definir tus básicos las dejé resumidas en el Manual del Slow Style.  Si estás suscrita a mi Newsletter no tienes más que rescatarlo, y si no lo estás, te puedes dar de alta y te lo enviaré inmediatamente. (Podéis suscribiros rellenando el formulario al final del post)

Volviendo al principio, y dado que muchas me preguntáis sobre cómo vestir con básicos, os cuento mis trucos:

Define tus básicos, llena tu armario de ellos y dales un toque de luz con todo tipo de accesorios y complementos.

Colores neutros y prendas fáciles (la mayoría de las veces). Añade después algo especial, un bolso en color llamativo, unos pendientes grandes, un sombrero, un pañuelo o un bonito cinturón. Haz tu look especial brillando con los detalles.

Haz que tus neutros y básicos también sean especiales.

Un poco de encaje, un poco de pelo, estampado discreto en un sitio original, prendas sencillas pero siempre especiales.

Y como ejemplo, os dejo uno de mis looks donde podéis ver claros estos trucos que os daba:

  • Uso colores neutros
  • Doy el toque especial con los complementos y accesorios (bolso rojo y pendientes)
  • Las prendas son sencillas pero con algo especial (encaje en el jersey o pelo en el abrigo)

NOTA IMPORTANTE: A la hora de dar el toque especial, pon atención a no excederte. A veces, por querer hacerlo más bonito, acabamos pasándonos de la raya. Ante esto, utiliza la frase de Coco Chanel que decía más o menos esto: «Antes de salir de casa, mírate al espejo y quítate algo»

Con este look estuve en duda ¿Gorra sí o gorra no? ¿Qué opinas?

Jersey y Abrigo: Suncoo

Pantalón: Reyko

Botines: Betty London vía Spartoo

Bolso: Isabella Rhea

Pendietes: Zara

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies