Las familias creamos nuestras propias tradiciones. Y más en Navidad, es la época perfecta para hacerlo. En este post quiero contarte cuáles son nuestras tradiciones de Navidad. Esos rituales navideños que año tras año hacen que a nuestra casa llegue la magia.

Es diciembre, llega el puente y es el momento perfecto para decorar la casa de Navidad. Fuera hace frío y anochece demasiado pronto; son tardes de familia en casa, de calor y cuentos alrededor de la chimenea y de películas de Navidad.

Todo empieza cuando sacamos las tazas, eso en sí ya es un ritual, guardar algunas de las habituales y que cada miembro de la familia “estrene” su taza navideña, ya es el inicio de la Magia. Es más, suele ir acompañada de esa pequeña chocolatina de los calendarios de adviento que con tanta emoción han guardado durante unos días.

El encendido de las luces de la ciudad suele ser otro de los momentos clave, aunque ese lo disfruto yo más que mis pequeños; la música siempre ha hecho que se me ponga la carne de gallina, y más cuando es en directo y en Navidad. Y las luces al encender… no dejo de disfrutar de ese momento.

Y aunque parece que ya es Navidad en los hogares de medio mundo, en nuestra casa decoramos el fin de semana del puente. Chimenea, villancicos de fondo y cajas recién sacadas del garaje para volver a ilusionarnos con todo lo que sale de ellas. Montar el árbol, el libro de los 24 cuentos de Navidad y hasta el mantel, las toallas y los trapos de cocina. Todo se tiñe de rojo, verde y oro.

El belén no falta con esos Reyes Magos a lo lejos, y que cada día los niños, se encargan de acercar un poquito más al pesebre. Las velas blancas son sustituidas por rojas y el centro de mesa de otoño se transforma en uno navideño. Las luces se enroscan en la subida de la escalera y la corona de Navidad preside el salón colgada sobre la chimenea. A partir de ese día suenan villancicos por la casa y nunca faltan luces por las esquinas. (Este año las guirnaldas de luces las he comprado en esta tienda online de luces led, me encanta que parezcan estrellas en la oscuridad).

Otro clásico es ir al monte a buscar piñas, ramas o ramas de frutos rojos. Los centros de mesa hechos por nosotros, con materiales de excursiones siempre tienen más encanto. Si vamos estos días (es decir, si deja de llover), escribiré una Slowletter con un DIY sobre cómo hacer nuestro centro de mesa navideño este año (Si aún no estás suscrita puedes hacerlo aquí).

Este año incorporamos nueva tradición. Nuria Pérez (la genial creadora del Podcast Gabinete de Curiosidades) me habló de esta maravillosa idea: Elf on the shelf ¿y en qué consiste? En que un elfo llega a tu casa para ver cómo se portan los pequeños. Durante el día sólo observa, y durante la noche… se esconde por la casa haciendo pequeñas travesuras. La cara de los niños por la mañana en busca de su elfo es realmente genial. Hacer participar a los mayores en seguir creando magia para los pequeños es gran parte del encanto de este pequeño elfo. A través de mi Instagram os iré contando sus aventuras. (Yo he comprado el elfo aquí, más que nada porque viene con un cuento precioso que cuenta la historia a los niños).

Y así transcurren estos primeros días de diciembre, para mí un mes de familia, de hogar y de personas cercanas.

Te seguiré contando cómo vivimos estos días.

¿Me cuentas tú tus tradiciones? Soy muy navideña y me encanta incorporar nuevos rituales en estas fechas…

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies