Que las mujeres nos hemos creído multitarea es algo que viene de lejos, y para colmo, estamos orgullosas de ello. ¿orgullosas? Pero si es lo que nos está llevando al estrés total!

Tenemos que ir monas, la casa impecable, perfectas trabajadoras, los niños al detalle, los bizcochos caseros y siempre sonriendo. ¡Sonríe, que nadie note que no puedes más!

 

Y esta locura nos lleva a intentar llegar a todo sin poder llegar a nada, sin darnos cuenta de que con la cabeza en tantos sitios , bajamos la calidad de lo que hacemos, y esto aumenta nuestra sensación de agobio.

Ni estamos con los niños ni estamos en el trabajo, ni podemos hacer tortilla de patatas si a la vez miramos Pinterest para redecorar el salón, ni hablamos por teléfono mientras leemos los mails… esto de dos en dos, pero a veces nos creemos que podemos hacer hasta de tres en tres. Y así nos van las cosas.

No es que yo sea experta en gestión del tiempo, pero sí tengo claro que lo primero es SEPARAR. Cada cosa en su momento y siempre de una en una. Tan sencillo como ésto, y a la vez tan difícil… pero tenemos que intentarlo, es lo que funciona.

Os cuento los pasos que sigo yo (o al menos lo intento):

1. Centrarme únicamente en una tarea

Reduciendo interrupciones. Fuera llamadas, mensajes o visitas fugaces a Instagram. Teléfonos fuera. Una y sólo una cada vez. Podrás comprobar cómo a la larga, eres mucho más efectiva (a la larga y a la corta porque vas a notar los resultados sólo en una jornada de trabajo).

2. Cuaderno de notas

Cuando trabajo, siempre tengo al lado un cuaderno donde apunto todo lo que me viene a la cabeza y no tiene relación con lo que estoy haciendo. De esta forma te aseguras que no se te olvide y dejará de dar vueltas en tu cabeza sin dejarte continuar con la tarea que tienes entre manos.

3. Reduce

Y reduce, no queda más remedio. No puedes con todo, pero ni tú, ni yo, ni nadie. Prioriza y reduce. Dedica tu tiempo a lo que de verdad quieres y deja de perderlo en lo que no merece la pena (¿Te has parado a sumar los minutos que pierdes entrando en tu teléfono sólo «a mirar»?

Y no más, tres sencillos pasos que te pueden ayudar MUCHO.

Dejémonos de superwoman y centrémonos en las tareas, ya verás cómo los resultados los notarás pronto y todos en tu casa seréis mucho, mucho, mucho más felices.

Feliz semana Slow Stylers.

#slowstyle

Nos vemos en Instagram

Veamonos en directo y compartamos el día a día de un estilo de vida Slow.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies