Ya no quedan muchas de las que os voy a hablar hoy. Parece que entres a la tienda que entres siempre encuentras la misma ropa.

Las habituales (que no quiero dar nombres...) con cosas preciosas sin duda, pero con una filosofía que cada vez comparto menos, y por otro lado todas esas boutiques bonitas que encuentro paseando mis calles, llenas de ropa traída de París, Milán y Madrid, pero con una calidad que dista mucho de lo que ahora estoy buscando.

Claro que compro en todas ellas, mucho menos que antes, sin embargo sé que dan vida a nuestras calles y trabajo en nuestras ciudades… aunque eso no lo es todo.

Ahora compro diferente. Compro por estética de la prenda (eso sin duda), pero también compro por su composición, por su corte o su forma de lavado… ahora compro para completar mi armario y mi estilo de vida.

 

Y sí, esto limita mucho las tiendas donde comprar, por eso me alegra encontrar tiendas, donde muchas de «sus etiquetas», me hacen quedarme como clienta. Las iréis viendo en mis looks, os iré hablando de ellas, estas cosas hay que compartirlas entre todas.

Creo que todas deberíamos tener una lista de nuestras tiendas favoritas, esas en las que sabemos que siempre vamos a encontrar algo. Porque nos gustan sus diseños, porque el origen de sus prendas es fiable, porque sus tejidos son buenos o por las razones que cada una de nosotras tengamos. Todas debemos tener nuestro listado de tiendas que no nos fallan para conseguir tener siempre el armario de nuestros sueños.

Y cada vez creo menos en las casualidades, creo que las cosas se nos van presentando en el camino a medida que las necesitamos, o simplemente estamos más abiertas a verlas cuando queremos verlas, pero por la razón que fuese, Jorge y María aparecieron en mi vida. Ellos son una parte de los creadores de las tiendas 4×4 woman (si sois de esta zona seguro que conocéis sus tiendas) , y si no fuera porque también estoy en pleno cumplimiento de otro de mis principios, comprar menos porque no lo necesito, me habría hecho con toda su colección de lino. Aún así, con alguno de sus vestidos me hice, y han inundado mis redes este verano.

Me gustó su historia. Tres hermanos intentando volver a darle forma a la empresa que creó su padres hace ya más de 25 años. Ellos diseñan, seleccionan los tejidos, viajan buscando inspiración y crean sus propias colecciones. Cumplen muchos de mis principios:

  • Tienen muchas prendas de tejidos 100% naturales (lino y algodón)
  • Son prendas bastante exclusivas porque sus colecciones son limitadas.
  • Es una empresa familiar, un negocio local con su encanto personal.
  • Y al menos, dos de los miembros de la familia que he conocido, son gente que transmite alegría y energía de la buena.

Por eso te animo. Te animo a que mires las etiquetas de las prendas que compres, los cortes, cómo están acabadas, cosidas y rematadas. Que aprendas un poquito de tejidos para poder comprar así con más consciencia o más corazón, porque éste, también debe estar implicado en nuestras compras.

Al menos sobre el lino, ya os he hablado en el post de la semana pasada, te dejo aquí el enlace por si quisieras saber un poquito más de él.

Para vestir bien, hay que tener muy claro lo que se quiere, trabajar un poco sobre el objetivo que buscamos. Teniendo eso claro, las tiendas irán llegando a nosotras, es cuestión de abrir los ojos y esperar :-).

Recordaros que hoy es el último día para disfrutar de las sesiones de Slow Style con más de un 20% de descuento. Puedes encontrar AQUÍ toda la información.

 

 

 

#slowstyle

Nos vemos en Instagram

Veamonos en directo y compartamos el día a día de un estilo de vida Slow.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies