Al entrar por primera vez me sorprendió esa sensación de calma y silencio que se respiraba dentro.

El buen gusto y el cuidado por los detalles se podía respirar en cualquier esquina, y yo me sentí cómoda, muy cómoda en cuanto entré.

Fue curiosidad, acudí allí por un mensaje que me  enviaron sin saber exactamente qué es lo que iba a ver, y desde el primer momento, ese en el que me vi mirando la majestuosa y a la vez sencilla villa desde la calle, supe que me había enamorado de Villa Magalean.

Caroline Brousse, su dueña, es de París, de esas parisinas de las que se habla en los libros de estilo. Una mujer que derrocha ese «je ne sais quoi» francés que tanto se desea en el resto del mundo. Enamorada de esta tierra, decidió crear este espacio en Fuenterrabía. Un remanso de paz y buen gusto cargado de detalles que nos transportan a distintas zonas de la comarca. La típica persona con la que me encantaría mantener una buena charla y aprender mucho de ella. Pura inspiración.

Restaurante, spa y habitaciones de hotel, pero nada como lo que había visto hasta ahora. Ambiente puramente slow, productos ecológicos, de productores locales, sensación de calma y trato exquisito… Se ha convertido en uno de mis imprescindibles cuando viene gente a visitarnos o cuando quiero celebrar algo especial con gente especial.

 

También a nivel personal, más cuando uno de mis propósitos de este 2018 es ofrecerme un masaje al mes. Ya me han hecho clienta habitual de su spa. Spa Henriette. Probar la «ducha de sensaciones», chorros de agua mezclados con aromes y luces que te llegan a transportar al trópico por unos segundos. Totalmente recomendable.

Un té verde tras el masaje, para volver a la vida real, una vida real más bonita porque sientes que te estás queriendo, que te estás mimando y que te estás conociendo.

Sólo me queda algo pendiente, tomarme un vino con Caroline para ver si su estilo y su fuerza son contagiosos. Gente inspiradora que no tiene más que cosas que enseñarnos.  Rodearme de estilo y de inspiración. No os preocupéis, os lo contaré todo. Que todas podamos sentir que esa «fuerza de mujer que sabe hacer bien las cosas»,  puede llegar a nosotras, en forma de palabras, en forma de ideas, en forma de emoción…

Espero ir descubriendo sitios nuevos y desde aquí, acercaros un poquito a ellos. Para que cuando vengáis a visitarnos, tengáis muy claros qué sitios son realmente mágicos.

Otro sitio que no te puedes perder cuando vengas a esta zona: AQUÍ. Aunque este sólo nos abre en verano…

 

 

#slowstyle

Nos vemos en Instagram

Veamonos en directo y compartamos el día a día de un estilo de vida Slow.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies