Soy una de esas personas a las que llaman búho, o lo que es lo mismo, que soy nocturna. Al llegar la noche estoy muy activa, y si me voy a dormir es porque toca, no porque tenga sueño. Por la noche tengo ganas de leer, de escribir o de ver una serie pero no es habitual que yo tenga ganas de dormir…

Sin embargo por la mañana… sólo suspiro por un ratito más bajo las sábanas, calentita y acurrucada. Por las mañanas prefiero el silencio y las actividades suaves, a esta hora me resulta difícil pensar y tomar decisiones. Por eso el  look de cada día siempre lo dejo preparado  la noche anterior que es cuando estoy más lúcida. Desde la ropa interior hasta los zapatos.

Look: eseOese

Elegir qué voy a ponerme cada día es algo a lo que le doy cierta importancia, te cuento por qué:

Tu imagen es parte de tu mensaje hacia los demás y también hacia ti misma, por eso no me gusta improvisar. Ten en cuenta que tu imagen habla de ti, la persona que tienes delante se hará una idea de cómo eres (equivocada o no) sólo con mirarte.

Tener claro qué quieres transmitir es algo sobre lo que debes reflexionar para que el resto fluya. Y es algo con lo que debes disfrutar, navegando en tus emociones en busca de lo que realmente eres. La armonía de color, de tejidos o la mezcla de estilos que busques, es algo que tú necesitas conocer. Quizá al principio cueste un poco. Llegar a conocerse (y no sólo para vestirte) lleva su tiempo.

En los inicios siempre dudas, de ahí la importancia del juego. De jugar con tu armario. De jugar con los colores. De jugar con las compras. Y después es cuestión de práctica, tú ya te conoces y tu armario es un reflejo de lo que buscas. Una vez lo tienes, todo sale solo.

Igual de importante es saber cómo te hace sentir la ropa de tu armario. Con la ropa sólo debes sentir belleza, confort, suavidad, equilibrio… todo unido, porque una prenda bonita pero incómoda tiene los días contados. Imagina que un día en la oficina llevas una blusa preciosa pero incómoda ¿Cómo te hace sentir? ¿Y si es cómoda pero no termina de gustarte su estética? ¿Cómo te sientes?

La búsqueda de ese equilibrio para tu armario es la clave de tus looks. Si tú no te sientes bien con tu imagen, eso se aprecia desde fuera, y llegar a alcanzar tu armario ideal es un proceso igual de largo que de bonito.

No pienses que yo siempre tuve todo tan claro, me llevaba mucho tiempo elegir qué ponerme, y casualmente esto sucedía cuando más lleno tuve mi armario… los años, las buenas decisiones y reflexiones, me han traído a un armario ligero y completo. Y yo me siento en equilibrio con él.

Mi camino fue más largo porque trabajé a base de prueba y error, sin embargo, el camino más directo he sido capaz de plasmarlo en el Método Slow Style recogido en el Cuaderno de Slow Style. Este cuaderno, puedes descargarlo en la Tienda online. Si te haces con él, no dudes en escribirme si tienes cualquier duda.

Y si te apetece un trabajo personal, en el que no sólo trabajes tu imagen externa, si no también tu imagen interna y tu bienestar en general, puedes curiosear el  Servicio de Mentorías Individuales en el que ya estoy trabajando.

Para mí ahora es fácil vestir como me gusta, y aunque sigo, y seguiré, preparando mis looks por la noche, la tarea no me lleva más de 2 o 3 minutos. Dale tiempo, pronto sabrás cómo organizar tus looks y acertar siempre.

Piénsalo ¿Tu armario y tú estáis en equilibrio?

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies