No es cuestión de hacer menos, es cuestión de que lo que hagamos, lo hagamos mejor, con más calma, cabeza y corazón.
Parar el ritmo no es más que poner prioridades y conseguir organizarte mejor. No os voy a hablar aquí de cómo organizar tus días y tu vida (que me encantaría), tienes infinidad de libros y blogs donde encontrar esa información (si estás interesada no tienes más que mandarme un correo y te cuento cuáles son los que a mí más me gustan).

Sin embargo, de lo que os voy a hablar hoy aquí es de cómo conseguir organizar tus looks, de cómo conseguir que vestirte sea algo maravilloso y que siempre sepas qué ponerte y sentirte preciosa.
Tres pasos. Tres sencillos pasos que llevan su implicación, involucrarte en ellos con los cinco sentidos para que cada día sea más fácil.
1. Reduce tu armario. Ya sé, es lo de siempre, pero funciona. Habrás oído hablar de los armarios cápsula, y no consiste más que en reducir el armario a un número determinado de prendas para facilitarte a diario la tarea de elegir look al abrir el armario. Normalmente se habla de 33 prendas, cosa que os digo desde ya, que yo ni he intentado. Mi querida Andrea Amoretti ha sacado el reto Armario 55, con un fin similar pero ampliando el número de prendas a 55. Espero poder lograrlo.
En cualquier caso, consiste en que tu armario esté ordenado, con todas las prendas visibles y lleno sólo de cosas realmente preciosas.
2. Compra siempre con cabeza. No te dejes llevar por ofertas, colores o esa música que sólo nos incita a llevárnoslo todo. Piensa bien antes de comprar ¿seguro que lo vas a usar mucho? No vuelvas a llenar tu armario sin control.

3. Prepara tus looks con tiempo, no es cuestión de vestirse con los primero que pillemos. Hasta los looks que parecen más improvisados están bien pensados.
Yo me levanto pronto, pero mi look siempre está preparado de la noche anterior, no me gusta nada sentir que llego tarde a la oficina y no consigo dar con el look adecuado. Desde calcetines hasta pendientes, todo está estudiado desde abajo hasta arriba.
Aprende a jugar con tus prendas, con todas las que tienes, porque sólo con unas pocas puedes crear infinidad de looks, es cuestión de probar e innovar!
Cuando tus prendas son las justas y todas maravillosas, es mucho más fácil vestirse, no puedes confundirte, la base siempre es buena.
Si os dais cuenta, no sigo más que algunos principios básicos de la vida, en resumidas cuentas, simplicidad, rodearte de cosas bonitas y planificar ¿Y qué consigues? Bajar ese nivel de estrés continuo que parecemos llevar todos dentro.
Respira y disfruta, vestirse es algo precioso.



Vestido: Chicwish
Cazadora: Mango (old)
Zapatos: eseoese

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies