Alimentarte es una cosa, y saber cómo alimentarte bien a partir de los 40 es otra.
Debemos ser conscientes de que lo que ingerimos pasa a formar parte de nuestro cuerpo desde el momento en que entra. También es necesario saber que a partir de los 40 nuestro organismo empieza a ralentizarse, y que nuestros músculos, si no los ejercitamos, acabarán transformándose en grasa. Si comemos más de la cuenta, no de la forma adecuada y no nos movemos suficiente, tenemos una bomba de relojería entre las manos y como bien me dijeron una vez (y tengo grabado a fuego) hay que intentar llegar lo mejor posible a la menopausia, porque a partir de ahí todo es más difícil.
Antes de los cuarenta es más o menos fácil; subes peso, y si te lo tomas con cierta responsabilidad, suele ser fácil bajarlo. A partir de los 40 la cosa se complica, los kilos ya o bajan de forma tan ligera. Es el primer aviso, es importante que te lo tomes en serio, y no sólo por estética, lo más importante es nuestra salud. Una buena combinación entre alimentación y deporte es imprescindible en esta década para que bien mayores, gocemos de una salud maravillosa. Te comparto mi tablero de Pinterest con alguna de las receta saludables (o interesantes) que voy queriendo probar además de el post con 3 cenas fáciles y saludables para ponértelo más fácil.
Por esto me decidí a entrevistar a Anna Esteve. La conocí en una formación sobre cosmética natural en la que nos mostraba lo unida que estaba la salud de nuestro intestino con nuestros problemas en la piel. Me gusta su enfoque de la nutrición y cómo mejorándola podemos incluso «rejuvenecer» en términos de salud. Me puse en contacto con ella preguntándole sobre mis inquietudes sobre la alimentación a partir de los 40. Tenía dudas sobre si tenía que modificar algo y cómo podía mejorarla, y tras lanzarle unas cuantas preguntas, esto fue lo que me contestó, lo comparto con todas porque estoy segura de que es una información muy valiosa que a todas nos puede ayudar.

1. ¿Crees que la alimentación entre hombres y mujeres debería ser distinta?

En una población sana, una alimentación saludable es similar en hombres y mujeres pero es verdad que hay diferencias en el metabolismo y sobretodo en el sistema hormonal, partiendo que en nuestro caso funcionamos por ciclos hormonales de 28 días.
Es muy importante ver los casos concretos, tampoco es igual la alimentación de una mujer durante la lactancia o en su menopausia.

2. ¿Qué nutrientes son imprescindibles en la mujer? ¿En qué alimentos podemos encontrarlos?

Cuando hablamos de nutrientes existen los macronutrientes que serían proteínas, grasas e hidratos de carbono y los micronutrientes como las vitaminas y minerales.
La mujer necesita cantidades diferentes de los anteriores dependiendo de la etapa de su vida, el embarazo es una de las etapas en los que los requerimientos aumentan. Si queremos puntualizar en algunos nutrientes importantes podríamos hablar del calcio, el cual es importante asegurarlo para prevenir la osteoporosis una vez llegada la menopausia.
Fuentes de calcio: Lácteos, brócoli, sésamo, coliflor, col blanca, alubia blanca, almendras. 
Relacionado con el anterior, es muy importante la vitamina D, que será necesaria para fijar el calcio en el hueso pero también previene estados inflamatorios y otras enfermedades.
Fuentes: El sol, importante tomar 20 minutos sin crema fuera de las horas de máxima exposición. El huevo, el pescado azul y algunas setas también proporcionan pequeñas cantidades de vitamina D.
Durante la época fértil es muy importante el aporte de hierro sobretodo si tenemos reglas abundantes, además es imprescindible para el buen funcionamiento tiroideo.
Fuentes: Carne, pescado, legumbre y frutos secos entre otros. 
El omega 3 es un tipo de grasa muy interesante para el funcionamiento hormonal con efectos antiinflamatorios muy importantes.
Fuentes: Pescado azul pequeño, lino o nueces. 
Habrá otros importantes como el ácido fólico durante el embarazo, el magnesio para la salud de los huesos o el potasio para la conducción nerviosa. El yodo es importante para nuestra tiroides y las vitaminas tanto liposolubles como hidrosolubles tienen funciones tan importantes en el cuerpo como ayudar al sistema inmunitario.
También existen pequeños antioxidantes muy interesantes que potenciamos dependiendo de la problemática o etapa de la vida en el que se encuentre la mujer. 

3. A partir de los 40, crees que deberíamos cambiar nuestra dieta? 

Si has llevado una alimentación llena de verduras y frutas hasta el momento, no necesitarás hacer grandes cambios en la dieta.
Es verdad que el metabolismo poco a poco va más lento y quizás hay que adecuar los aportes pero las pautas generales siguen
siendo las mismas. Otra cuestión cuando nos hemos permitido de jóvenes una alimentación basada en procesados y pensamos que el problema es el cambio de edad; En ese caso el problema no es la edad, sino los hábitos que hemos llevado hasta ese momento, una alimentación llena de azúcar, grasas transformadas y tóxicos siempre promoverá un disbalance hormonal y metabólico.

4. Y llegadas a la menopausia?

La menopausia es evidentemente una etapa de cambios en el organismo de la mujer.
La bajada de estrógenos y progesterona hace que la mujer experimente una serie de síntomas muy molestos que podemos aliviar potenciando ciertos alimentos. Una de las substancias interesantes por ejemplo son los fitoestrógenos, estrógenos de origen vegetal que ayudan a combatir síntomas como la ansiedad, algunas fuentes podrían ser el lino, las crucíferas (rúcula, brócoli, coles de bruselas, coliflor…) o el sésamo. 
Otro punto importante, es que en el intestino se programa gran parte de la regulación hormonal,  por lo mantener una buena salud intestinal será clave para tener una menopausia con los menos síntomas posibles.
El aporte de fibra es imprescindible, tanto soluble como insoluble, otra vez las verduras y frutas son su principal fuente. Nos podemos ayudar de alimentos fermentados como el kéfir o el chucrut. 
 

5. ¿Qué opinas sobre los complementos alimenticios? ¿Y sobre los probióticos que podemos comprar en la farmacia?

Creo que debemos hacer uso responsable de los mismos, que no vayan con receta no significa que no tengan contraindicaciones o efectos secundarios.
Deberíamos asesorarnos siempre por un profesional de la salud, preferiblemente Dietista o Nutricionista.
En ciertos desequilibrios, los probióticos nos ayudan a modular nuestra microbiota, no obstante, no todos los probióticos son iguales, las diferentes cepas actúan de forma diferente en nuestro cuerpo, por eso es imprescindible tomarlos con una pauta profesional.

6. Danos 5 pautas que mejoren la microbiota 

  • Una dieta llena de frutas y verduras, nos garantizará un aporte de fibras para nutrir nuestras bacterias y mantenerlas «sanas»
  • La gestión del estrés es un pilar principal para no sufrir desajustes en nuestro intestino, el mindfulness o el yoga puede ser herramientas claves para ello.
  • Los procesados y los alimentos ricos en azúcares deberíamos limitarlos a ocasiones especiales ya que nos inflaman y destruyen nuestras bacterias beneficiosas.
  • Es importante no abusar de medicamentos y sobretodo en caso de los antibióticos, éstos tienen la capacidad de destruir tanto las bacterias patógenas como beneficiosas.
  • Utilizar alimentos fermentados en pequeñas cantidades puede ser un primer paso para recuperar la diversidad intestinal. (Si sientan mal, es momento de ver con un profesional si hay algún desajuste)

Anna, sólo puedo darte las gracias por toda esta valiosísima información que has compartido con nosotras. Ya te tuvimos por aquí en el post en el que hablamos de cómo cuidar la rosácea con una buena alimentación, y será un placer volver a tenerte para tratar algún otro tema.

¿Qué tema nutricional os gustaría que tratáramos con Anna?

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Puede haber un problema con el token de acceso de Instagram que estás utilizando. Es posible que tu servidor tampoco pueda conectarse a Instagram en este momento.

#slowstyle

Nos vemos en Instagram

Veamonos en directo y compartamos el día a día de un estilo de vida Slow.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies