Quizá esta sea una de las entradas más especiales que he escrito en el blog, sobre todo porque no la he escrito yo, la han escrito ellas.Y va de recuerdos de Navidad… Cinco maravillosas mujeres que han querido compartir con todas nosotras sus recuerdos y costumbres de Navidad para que juntas podamos recuperar esas fiestas de antes, en las que lo importante era la familia, los amigos y el calor de hogar.

Te pediría que tú también hicieras el ejercicio, que trataras de recordar momentos especiales de Navidad y los compartierais estos días con tu familia, que cada uno cuente el suyo… entonces la magia vendrá sola. Es volver a sentir para vivir…

He decir que me he emocionado escuchando cada uno de los audios, en todos iba alegría, emoción y sentimiento en la voz, y aunque no pueda compartirlos aquí, espero saber plasmar esa emoción de sus mensajes en estos textos… va por ellas y por ti.

Catalina Dash, ahora con emoción, recuerda «La dedicación de los padres para sostener la magia» ¿Quién no ha pasado una noche intentando mantenerse despierta para ver si pillábamos a papá Noel o Los Reyes Magos con las manos en la masa? Esos planes entre hermanos para cubrir más tiempo y espacio, de ese año no pasaban! Y siempre acabábamos dormidos sin saber cómo había pasado. Pero ellos habían llegado, con sus regalos y su magia. Cata, al igual que muchas de nosotras, no recuerda ni qué le trajeron ese año, sólo se quedó con la dedicación de sus padres para seguir manteniendo viva la Magia. Es búsqueda del momento ideal, esas galletas mordisquedas o ese vaso de leche a medias. Pero la magia no se perdía, más que nada porque esa Magia era real, igual que la que nosotras podemos crear hoy en día.

Las tradiciones familiares son otro punto fuerte estas fechas. Mónica Custodio sabe bien de lo que habla… su abuela era Suiza y nos cuenta que contra todo lo que siempre se ha dicho de que son los niños los que traen la alegría a las casas durante la Navidad, en su casa era su abuela la que lo hacía. Para ella, el día 24 era LA FIESTA máxima a celebrar. A pesar de que había dejado su Suiza para vivir en Barcelona mantenía las tradiciones de su tierra de origen, y la decoración de la casa era uno de sus fuertes, todavía Mónica lo recuerda como un sueño;  el árbol lucía con velas auténticas, salchichas de frankfurt o galletas de jengibre, pero lo que recuerda con más cariño, y es una tradición que mantuvieron hasta bien mayores, es que todos se metían en un cuartito a esperar a que Santa pusiera los regalos. Hoy en día tanto ella como su madre, la parte femenina de la familia, procuran que no se pierdan todas estas tradiciones y momentos que su abuela quiso dejarles como legado.

Bego (podéis encontrarla en IG como @wandering_be)  también se vuelve a su infancia, a la unión de primos, vecinos y amigos. Vestidos de caseros, tradición muy navideña en el País Vasco, iban de casa en casa cantando villancicos. Bego nos cuenta que «Al final me he dado cuenta de que el verdadero espíritu de la navidad es compartir, abrir tu corazón a los demás haciéndoles felices, dándote cuenta de que no estás solo y que hay que compartir la alegría, porque de esta forma la alegría es mucho más grande» Lejos de regalos y de centros comerciales, lo importante está en los corazones.

También Alicia, de Orden y Limpieza en Casa, ha querido compartir con nosotras uno de sus grandes, la Piña de Navidad que únicamente comen el día de Nochebuena. Hace años la hacía la madre de su madre, y desde que su abuela falleció cuando ella tenía 19, Alicia es la encargada de hacerla esa noche tan especial. Cada vez que la hace piensa en su abuela, y os aseguro que sentía la sonrisa que había en su cara cuando lo contaba en el audio que me envió. Ahora ella está creando sus propias tradiciones, el día de Reyes lo está convirtiendo en un día realmente especial junto a sus hijos. Por cierto, en sus Destacados de Instagram (Trucos de Cocina) puedes encontrar su receta de Piña de Navidad 🙂

El recuerdo de Elena (de Mi Casa en Cualquier parte) es uno de los más emotivos que he recibido. Me encanta la definición que su marido de de ella, «Terrorista de la Navidad» ya que va haciendo acciones de guerrilla en cada paso. Poner el árbol, decorar la casa y montar el Belén con sus hijos,  siempre con villancicos de fondo, son un básico de comienzo de la Navidad. Es anfitriona en Nochebuena y conociendo su amor por los detalles su mesa debe ser maravillosa.  El recuerdo más preciado de sus Navidades, que sigue siendo una realidad año tras año, es pasar Nochevieja y año nuevo con todos sus primos y tíos. Todos juntos en una casa durmiendo hasta en las mismas camas (¡Qué recuerdos aquellos en los que los primos podíamos dormir en una misma cama de 80!). Recuerda esa voluntad de estar juntos a pesar de las incomodidades, porque eso es lo que define a una familia que desea permanecer unida. Volverán a bailar Mecano en la cocina, prepararán canapés de huevo hilado y verán el concierto de año nuevo. Es un gran ejemplo familia unida.

Todos estos recuerdos, a cuál más mágico que me han devuelto a momentos de mi infancia, mi juventud y mi vida actual, momentos cargados de emociones que, aunque hay que vivirlos para sentirlos, se pueden resumir en los siguientes propósitos de navidad:

  1. Sostén la Magia, para ti y para tus hijos, no la pierdas nunca
  2. Es maravilloso mantener las tradiciones para seguir manteniendo viva la familia, es una forma de honrar y revivir a los que ya no están.
  3. Sonríe y comparte con todos los que te rodean. Es momento de reunión, de reencuentros, de abrazos y de abrir el corazón.
  4. Crea tus propias tradiciones, porque esos momentos son los que van a quedar grabados en la memoria de los tuyos
  5. Abre las puertas y mantén a la familia unida, aunque vayamos perdiendo gente por el camino, siempre hay que bailar en honor a ellos.

Esta Navidad enriquece tu cuerpo de sensaciones, el corazón de impulsos y el espíritu de principios en lugar de objetos. No concedas más importancia a las cosas que a los valores humanos, a tu trabajo, a tu paz y a tu belleza.

 

Gracias a Catalina, Mónica, Bego, Alicia y Elena, me habéis llevando a vuestras familias, me habéis hecho sonreír y llorar y sólo espero que este ejercicio también os haya llevado a seguir manteniendo vivo vuestro Espíritu de la Navidad.

Mi recuerdo os lo conté en Instagram, y me gustaría seguir llenando las redes estos días con todos vuestros recuerdos. También me gustaría que participaras en este post y en comentarios, nos dejaras alguno de tus recuerdos. Entre todas podemos conseguirlo, recordar momentos mágicos de luz, familia y emoción… volver a poner foco en lo que de verdad es Navidad.

 Feliz Navidad y gracias por todo…

Photo by Brooke Lark on Unsplash

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies